El posicionamiento no solo afecta a Google. Las redes sociales tienen si propios parámetros de búsqueda. Hablemos de SEO en redes sociales o SEO social.

Cuando hablamos de SEO, normalmente nos referimos a las acciones para mejorar el posicionamiento en buscadores como Google. ¿Cómo tienes que realizar las publicaciones en tu web para que tu público te encuentre rápido cuando haga sus búsquedas? Ya sabes, on page, off page, palabras clave…

Pero, ¿qué pasa con el posicionamiento dentro de las propias redes sociales? ¿Por qué se posicionan unas fotografías mejor que otras en Instagram? ¿Y los vídeos en YouTube? Una pista: las palabras clave son la clave.

Consejos para posicionar tu marca en redes sociales

Aunque cada algoritmo funciona de una forma distinta, las redes sociales tienen algo en común. Y es que se nutren del contenido que comparten sus usuarios. Para que posicionen mejor, necesitas que ese contenido sea de calidad, que aporte valor al usuario que lo lee. Los algoritmos benefician a aquellos perfiles que reciben más interacciones porque al final, la intención de las redes sociales es que estés en contacto con otros usuarios (lo dice su propio nombre: sociales).

Rellena el perfil al completo, trabaja tus biografías en los distintos perfiles y comienza a seguir perfiles que te interesen para tus objetivos. Mantén cerca a tu competencia, vigila sus estrategias. Haz búsquedas en el propio buscador de la red social para ver qué términos se buscan en relación a tus palabras clave. El copywriting es tu mejor aliado. Vamos a ver alguna red en concreto:

SEO en Instagram

Los algoritmos de Instagram son muy fáciles de pillar, sobre todo si interactúas con publicidad. Prueba. Da click a varios anuncios sobre un mismo tema (moda, sopa de bebés, zapatos, ropa deportiva, lo que quieras). Verás como, de repente, toda la publicidad que te llega al perfil son sobre el mismo tipo de producto. Así funciona Instagram, cuando más interacciones con una cuenta, más la verás.

Para ayudar a que eso pase, puedes trabajar el SEO de tu cuenta. Utiliza palabras clave y palabras clave secundarias en tu perfil (nombre de la cuenta, de perfil y en la bio). Utiliza las palabras clave siempre que puedas, en hashtag, en el texto de la foto, en el texto alternativo de la configuración avanzada. Donde puedas. Y así tendrás acceso a más perfiles y más usuarios que hagan sus búsquedas.

SEO en LinkedIn

Piensa para qué sirve tu perfil de LinkedIn: para dar a conocer tu faceta profesional y para encontrar empleo. En ambas, necesitas que te encuentren haciendo búsquedas muy concretas sobre tu sector y tu puesto de trabajo. Utiliza lo que estás buscando como palabras clave. Optimiza tu perfil al máximo y trabaja tu copy. Cuantas más interacciones tengan tus publicaciones, mejor se posicionará, tendrán más alcance.

Un truco: LinkedIn prefiere contenido visual pero sin enlaces. Si haces una publicación que quieres utilizar para generar tráfico a una página, haz tu copy y comparte el enlace en el primer comentario. Así LinkedIn tendrá en cuenta tu publicación y a la vez podrás generar ese tráfico que tanto deseas.

SEO en YouTube

Ten muy presente la regla de los 15 segundos. Ese es el tiempo que tarda el usuario en decidir si sigue viendo el vídeo o se cambia a otro y que hay que conocer a la hora de crear el contenido de tus vídeos. Engancha a tu audiencia en ese tiempo o tus usuarios se irán a hacer otra cosa. Trabaja la calidad de tus vídeos, las miniaturas, las etiquetas y las descripciones, incluyendo las famosas palabras clave.

Al final, lo que más les interesa a las redes sociales es que mantengas tus perfiles activos, compartas contenido de calidad e interactúes con tus contactos. Son las tres bases de las redes sociales. Si las tienes en cuenta, verás como poco a poco tus perfiles crecen pero el SEO es un trabajo continuo. No dejes de optimizar tu contenido al máximo y hazte con el poder de las palabras clave.