Las fake news campan a sus anchas por las redes sociales. Pero, ¿cómo se expanden tan rápidamente? Los bots y los trols tienen un papel fundamental.

Cuando la noticia del mes es la guerra entre Trump y Twitter, después de que estos últimos decidieran notificar un tweet de Donald Trump como «fake», es que algo está cambiando en la empresa del pajarito azul. Las redes sociales se están llenando de noticias falsas, imágenes manipuladas y perfiles falsos que influyen, en muchos casos, en la opinión de la gente. Ya iba siendo hora de que dieran un paso adelante y se lanzaran a la «caza de las fake news».

Bots y trols, el negocio del siglo

Llevo unos días leyendo artículos sobre bots y trols en redes sociales (en Twitter en particular) y su contribución en lanzar y dar protagonismo a campañas pagadas falsas que nos llevan a tener pensamientos más extremos. Desde luego, leer sobre cómo se gestionan este tipo de campañas y, lo que es más interesante, lo haces en palabras de alguien que vive de ser un bot en Twitter, es impactante y te das cuenta de la profundidad de este negocio.

Seguramente, tanto si te dedicas a esto como si solo tienes redes sociales personales que utilizas para estar cerca de los tuyos o para publicar tus cositas, te habrás dado cuenta de que te siguen perfiles que no conoces y que tienen una estructura que llama la atención. Seguramente sean bots.

Como Community Manager, aquí va mi primera lección: tener más seguidores no es tan importante como todos creen. Vienen muy bien para medir egos, pero al realidad es que no sirve de nada ser el que más seguidores tiene si esos seguidores no te leen, no interactúan con tu contenido y, en definitiva, no están interesados en ti. Por lo tanto, saber conocer los bots que te siguen pueden ayudarte a saber si los seguidores que tienes son reales o no, y así poder saber si tu cuenta vale la pena.

Fake news y coronavirus

Hemos vivido mucho con las fake news acechando: elecciones, crisis políticas, etc. Pero la llegada del coronavirus ha detonado una explosión de noticias falsas. Es muy interesante saber qué tienen que decir los profesionales sanitarios en medio de una pandemia en una época en la que los bulos corren como la pólvora, hasta para explicarnos cómo lavarnos las manos. Pero también es muy interesante lo que tienen que decir los filósofos en una situación en la que nos han casi obligado a ponernos en un extremo o en el otro: el postureo, el entorno digital en el que nos hemos visto obligados a convivir, las fronteras y banderas, hablar como expertos de algo de lo que no tenemos conocimiento alguno.

Están siendo unos meses muy intensos para todos. La incertidumbre de qué pasará mañana, la amenaza de otra crisis económica, un virus que ya ha dejado demasiados muertos…Muchos tenemos las emociones a flor de piel. Y en este ambiente es fácil manipular la opinión de la gente usando noticias falsas y perfiles irreales. Tras la guerra de Trump a las redes sociales, el debate está abierto. ¿Crees que las empresas detrás de las redes sociales deberían poder atajar las fake news señalando, como han empezado a hacer, que ese contenido no es cierto?